Taichi tradicional estilo Chen


Practicar el Tai Chi Chuan, permite limpiar, desarrollar, mantener y equilibrar el cuerpo, la energía y la mente.
El organismo es inseparable, si el interior está bien, también lo estará el exterior; al practicar se trata de cuidar correctamente el cuerpo, para que este bien por fuera y por dentro, la práctica es una herramienta que permite restablecer la naturalidad, desarrollarla y perfeccionarla.

La práctica comprende tres esfuerzos:

1.- "Dedicar a diario una cierta cantidad de tiempo al estudio, ejecución o aprendizaje."
2.- "Aplicar los Principios y secuencias que regulan la actividad dentro del tiempo de la práctica o ejecución."
3.- "Ampliar la comprensión de los ejercicios, principios y conceptos, mediante el estudio teórico."

Objetivos de las Prácticas Daoístas:

1.- "Sanar el cuerpo de las enfermedades existentes y prevenir el desarrollo de las enfermedades en progreso"
2.- Desarrollar la naturaleza fisiológica, energética y espiritual del ser humano."
3.- "Transformar el cuerpo, la energía y el espíritu, para unirlos al Dao."

"El ejercicio es importante no por ser tal o cual, sino por lo que genera en nuestro interior, El universo es uniforme, igual lo es la Práctica."

Es importante considerar que las practicas que se dirigen a un sistema particular, solo llevan a una solución parcial, incrementando el desequilibrio y sobre desarrollando ese sistema, generando mayor desequilibrio del cuerpo.  Por ello es mejor practicar un arte que consista en equilibrar y trabajar con todo el cuerpo a la vez.  Para ello son recomendable las prácticas de cultivo interior pertenecientes al las Practicas Daoístas, como el Tai Chi, Dao Yin o Yoga Daoísta, Ba Gua, etc.

PRINCIPIOS PARA LA POSTURA DEL CUERPO:

La naturaleza corporal debe ser cultivada en equilibrio sin violar la naturalidad del organismo.  Los Principios que a continuación se describen permitirán desarrollar más profundamente la práctica del Tai Chi; fortaleciendo las conexiones, la circulación y la transformación de la energía.  Estos principios deben observarse en la ejecución de todas sus técnicas.

1.- Unidad y Correspondencia: Conectando todas las zonas del cuerpo entre sí.

2.- Energizar: Equilibrio entre Yin y Yang (la postura no debe ser tensa ni floja)

3.- Respiración: Escuchar desde el Dan Tien Inferior, la respiración es consecuencia de aperturas y cierre de la energía Yin y Yang.

4.- Control del Perineo: Principio regulador de los 4 yin; conectar vientre con las piernas, permitiendo que la energía ingrese al Dan Tien Inferior.

5.- Estirar el Coxis hacia las Piernas: Abre el Meridiano Du Mai, ayuda al Chi a reunirse en el Dan Tien.

6.- Liberación del Meridiano de la Cintura: Permite que la energía ascienda o descienda, liberando la fuerza y energía desde el vientre.

7.- Pecho Vacío: Ubicar el pecho sobre la esfera del vientre, manteniendo la respiración del pecho sobre el vientre. Para la mujer asegura el desarrollo del Yang, y evita desarrollar emociones incontrolables.

8.- Espalda Estirada: Permite que el Chi suba por la espalda.

9.- Bajar Codos y Hombros: Permite descender el Chi por la parte delantera del Cuerpo hacia el Dan Tien Inferior.

10.- Coronilla Arriba: Permite que el espíritu Shen, pueda salir y entrar del cuerpo.

11.- Nutrición: Nutrir de energía toda la postura.

12.- Suspensión y Enraizamiento: Lograr el enraizamiento para sostener las posturas.

13.- Lleno y Vacío: Equilibrar y conectar los 12 Yang con los 12 Yin.

Fuente de Información: Libro "La Práctica Daoísta"
                                       de Oleg Orlando  Ryabchenkoff


Comentarios

Entradas populares de este blog

TERAPIAS CON REIKI

Hort_i_cultura

TAICHI